Este es el lugar literario de Kepa Uriberri

Novelas

  • La extraña muerte de Orlita Olmedo
  • Rubirosa
  • La Revolución en Samarkanda
  • Metropolitano
  • La Sociedad
  • El peor comienzo
  • Cuentos

  • Así se muere
  • Ejercicio para soltar la mano
  • Mariposa nocturna
  • El Duelo
  • La silla
  • El Eunuco Manuel (o la utopía [mentira] de la libertad)
  • Escena I
  • Escena II
  • Pájaro verde
  • La soledad del oráculo
  • Origen del trabajo, el destino del hombre
  • El Difamador
  • El Triunfo y la derrota
  • El mito de Orión, Mérope y su padre
  • Almuerzo
  • Aroma a candado
  • Inteligencia Artificial
  • La elegancia de la utopía y la realidad vulgar
  • La conferencia en Zaragoza
  • Psicodrama: El escribano, escribiente, escribidor y poeta
  • Surrealismo
  • De puentes y trenes
  • Encuentro fortuito
  • El fracaso de la Revolución del cincuenta y seis
  • Almuerzo de viernes
  • Rapsodia para un suicidio
  • Pequeña Fábula
  • Adversario
  • Izquierda
  • La última conferencia
  • Artículos

  • De los nombres y su peso e importancia
  • El derecho a la violencia
  • La Rodilla del Gigante
  • Una sociedad global y violenta
  • Vargas Llosa cavernario
  • Cien años atrás
  • Hood
  • El Manifiesto
  • Introspección y teoría general de la certidumbre
  • La Democracia
  • Conferencia de las Partes
  • Divagando
  • Estábamos tranquilos
  • La estatua de Baquedano y el plinto de Peña
  • Asamblea Constituyente
  • Para escribir uno se desnuda y debe, entonces, comenzar por perder el pudor. En mi caso nunca tuve demasiado, pero debí defender el de otros: "¡Cómo dices esas cosas!. ¿Que van a pensar de nosotros?" me dijo. Así fue que para escribir sin pudor, con libertad, debí esconderme como los primeros hombres, desnudos en su paraíso y me oculté tras un nombre.

    Hay veces que me han pedido hacer una pequeña reseña biográfica. Hacerlo es como la voz que llamó al hombre y su mujer que se habían ocultado en aquel paraíso: "¿Dónde estás? ¿Quién eres? ¿Qué has hecho que te ocultas?". ¡Qué sencillo!, ¡Qué difícil!. Me pregunto entonces: ¿Quién soy? y no sé responder. Me piden una biografía y no la tengo: Éste que escribe no soy yo mismo, mi nombre es otro y vivo en otro universo. Para trazar estas letras, para enlazarlas en extrañas ideas, me escondí detrás de un nombre. Hoy, a veces, me sorprendo cuando soy más este nombre que yo mismo.

    kepa@tcmsoft.com